jueves, 26 de julio de 2012

Vivir Junto al Verde: Casa Situada en el Golf del PGA Catalunya Resort

Pin It Ahora!

Vivir Junto al Verde Casa Situada en el Golf del PGA Catalunya Resort
Esta casa, situada en el golf del PGA Catalunya Resort, se vuelca al exterior a la vez que garantiza la intimidad en sus zonas más privadas.
Vivir Junto al Verde Casa Situada en el Golf del PGA Catalunya Resort


Vivir Junto al Verde Casa Situada en el Golf del PGA Catalunya Resort

SALÓN: Sofás Arhus desenfundables y mesa-puf Birgitta, de Pau Design. Sobre ésta, bandeja, velas y jarrones de Casa Viva. Alfombra Efekto Seda, de KP. Chimenea Esplugas, de DAE. Cuadro adquirido en la galería Bonart. La bola decorativa se encontró en Origens Interiors-Decoració. De allí también procede la mesa rinconera Cub. Sobre ella, lámpara Taccia, de Flos. El cesto de cuerda se compró en Materia.

COMEDOR. Mesa y armario colgado en la pared, ambos modelo Cub, en Origens Interiors-Decoració. Sobre la mesa, jarrones de Ferm Living. Butacas de Joan Lao. Lámpara de techo Artichoke, de Louis Poulsen. Sobre el banco, cojines Glen, de Jab, en Art i Decoració. Plaids de Teixidors, en Materia.
DETALLES. El cojín de algodón y lino Love Birds es de Ferm Living.
Vivir Junto al Verde Casa Situada en el Golf del PGA Catalunya Resort
El despacho de arquitectura De Blacam & Meagher Architects tuvo muy en cuenta el entorno de esta casa, situada en pleno campo de golf, dentro del complejo residencial PGA Catalunya Resort. Con vistas al macizo del Montseny, rodeada de bosque mediterráneo y del verde de los greens, cuenta con dos niveles bien diferenciados: las zonas comunes, como el salón, la cocina y el comedor, se distribuyen en el piso superior y se abren al exterior por medio de terrazas, claraboyas y enormes cristaleras; las áreas más privadas, como los dormitorios, quedan en un nivel inferior y garantizan en todo momento la intimidad de sus habitantes.
La interiorista Natalia Sureda, de Sureda Studi, se hizo cargo de la decoración y decidió que los interiores debían ser un elemento más de un discurso arquitectónico que, ante todo concedía protagonismo a la luz natural. De esta forma, decidieron revestir todo el hall en madera de roble teñido. Se hizo así “para obtener la sensación de un espacio cerrado y que, al abrir la puerta corredera, entraras a la zona del salón y la luz exterior impregnara todo el ambiente”, explica 1 interiorista. La madera también está presente en la zona del comedor, acorde con el discurso establecido en la entrad; mientras que para el resto del mobiliari se eligieron colores claros, como el blanco, el blanco roto y diferentes tonalidades de gris y verde-agua.
“Así damos calidez, simplicidad y confort a los espacios”, señala Natalia.
Los frentes acristalados permiten la entrada de abundante luz, que potencia la belleza de los interiores
Los frentes acristalados permiten la entrada de abundante luz, que potencia la belleza de los interiores
Otro aspecto a tener en cuenta era no interferir en las vistas al exterior, por lo que se optó por piezas de escasa altura, que además recreasen y potenciasen la linealidad arquitectónica. En el caso de la cocina, el mobiliario se ha ubicado siguiendo la horizontalidad de la abertura superior y dejando libre el gran ventanal que se abre a la terraza, equipada a su vez con todo lo necesario para gozar de un ágape al aire libre.
Los dormitorios se han dispuesto en suite y se vuelcan hacia la piscina, que cuenta con un espacio chill out para barbacoas. “Me parece una vivienda muy funcional, con un recorrido muy acogedor”, señala Natalia, que en la zona de noche continuó apostando por colores suaves que invitasen el descanso.
Para garantizar el confort, la casa cuenta con calefacción de suelo radiante con control automatizado, caldera de agua y calefacción con bomba de recirculación, depósito de recogida de aguas pluviales para el riego... Un sinfín de propuestas en busca de la eficiencia energética. 
En el comedor, dispuesto bajo una gran claraboya, la madera de nogal cobra protagonismo.
En el comedor, dispuesto bajo una gran claraboya, la madera de nogal cobra protagonismo.
En el comedor, dispuesto bajo una gran claraboya, la madera de nogal cobra protagonismo.
El mobiliario de la cocina sigue el recorrido lineal de la cristalera y se prolonga hasta la terraza
COCINA. Mobiliario Bulthaup, en L.b. Los electrodomésticos son de Gaggenau. Baldas de Casa Viva. El mueble de madera de nogal, que dispone de ruedas, es de Bulthaup. Paño de cocina Arlequín y tablas de cortar de Ferm Living. Portacubiertos de Brabantia. Los boles de rayas Omaggio son de Káhler. Exterior proyectado por BeOnland. Macetero de De Castelli. Carpintería de aluminio de Cortizo.
DETALLES. El cubo con asa y la tetera azul son de Eva Solo. Plato y vaso en Casa Viva.

BAÑO SUITE. Pavimento de piedra natural de Sant Vicen?. El mueble de nogal fue hecho a medida por Sureda Fusteria i Decoració, con encimera de piedra natural apomazada. Grifería Loft, de Roca. Puf Mood, de Bivaq.
Las toallas de mano se compraron en Noell y las otras son de Zara Home.

DORMITORIO. Cama abatible de Besform, en Origens Interiors-Decoració. Sobre ella, manta gris con motivos florales, en Zara Home. La pared donde se apoya se ha revestido con un papel decorativo de la serie Arte, de Flamant, en Art i Decoració. El cuadro se compró en la galería Bonart. Estor enrollable de Novatex. En el exterior, chimenea Esplugas, de DAE, cojines en Dolz Colección y lámpara Tree de Vibia.

DETALLES. Mesita Besform. Lámpara AJ, diseño de Arne Jacobsen para Louis Poulsen y jarrón de Casa Viva. Aplique Alpha, de Vibia.
Todos los dormitorios están en la planta inferior y se abren a la zona de la piscina
Todos los dormitorios están en la planta inferior y se abren a la zona de la piscina