miércoles, 7 de diciembre de 2011

Utilizar piezas clásicas en una decoración muy actual

Pin It Ahora!

Colorido, alegre, soprendente y fascinante, así es el apartamento de la decoradora Ximena Tannenbaum, una apasionada de las piezas antiguas restauradas y de la mezcla de épocas y estilos. Eso sí, consigue en el conjunto crear un estilo propio, muy cálido y especial.
En el salón, por ejemplo, junto a los dos sofás de trazas simples y muy actuales, conviven modelos de butacas con ya medio siglo de historia, o una clásica mesa auxiliar de madera con una lámpara de pantalla. Cojines y cuadros, además del sillón turquesa ponen el color y las alfombras de cebra la nota salvaje.
El resto de la casa sigue esta misma línea ecléctica donde las piezas parecen encontrar su sitio casi por sí solas. Los prints animales siguen siendo una constante, no sólo la cebra sino también el siempre actual leopardo, que encaja tan bien en los ambientes más alegres como en los más sobrios, caso del dormitorio.




Junto a mobiliario clásico y de madera noble, podemos encontarnos piezas absolutamente contemporáneas y casi podríamos decir de la cultura pop, como el perchero cactus, que sirve más como escultura decorativa.
Y en el comedor, alrededor de una mesa modelo Tulip se distribuyen sillas negras de mimbre o madera, con un resultado muy desenfadado y vivo a pesar de la aparente seriedad de los colores.
Un apartamento único que refleja la originalidad de su dueña.