jueves, 1 de diciembre de 2011

Cómo decorar la mesa en Navidad y que siga siendo práctica

Pin It Ahora!

La mesa es la auténtica protagonista de la Navidad. Decoramos nuestra casa días antes de abrir sus puertas para recibir a toda la familia, pero cuando llegan los días clave, todos nos sentamos en torno a la comida, así que la decoración del comedor es la más importante y decorar la mesa imprescindible para que la cena de Nochebuena no parezca una simple comida de domingo.
Sin embargo, pronto comienzan a surgir los problemas. Si colocamos adornos demasiado altos, estos nos impiden ven a la persona que tenemos enfrente de nosotros, y resultan molestos para pasarnos las bandejas, las fuentes, o para servir la bebida si ponemos demasiados complementos, luego no hay sitio para posar nada más, y de los accidentes con velas mejor ni hablamos. Por eso os proponemos algunas soluciones para que las mesas, en Navidad, sigan siendo prácticas a la vez que bonitas.




1. Dejar todo el protagonismo al mantel. Así de fácil: una simple tela con motivos navideños decora nuestramesa por sí sola. No es una inversión demasiado cara y, además, podemos utilizarlo todos los años.
2. Utilizar una vajilla especial. En tonos rojos o verdes, dará un aire muy festivo a la mesa. Y ni tan siquiera es necesario cambiar toda la vajilla, ya que hay bajoplatos a precios  muy económicos.
3. Lucir la cristalería. Esto ya lo  hacemos, sacamos las mejores copas pero, ¿por qué no jugar con con los colores en lugar de utilizar siempre el cristal  transparente?
4. Utilizar adornos pequeños. Pueden colocarse en la zona de las copas, para no entorpecer la colocación de bandejas, y es bueno que cumplan alguna función, como esapequeñas cestas con acebo que distribuyen a los comensales.
5. Servirnos de flores. Además del acebo, el pino y el abeto, podemos adornar nuestra mesa con unas flores bajas que entonen con el resto de nuestra  decoración. Si tenemos jardín, mejor que mejor, ya que podremos surtirnos a nosotros mismos.
6. Decorar con la comida. Si no queremos utilizar ningún extra, una presentación original y divertida de nuestros platos puede ser también sumamente decorativa.