domingo, 18 de mayo de 2014

Especial de Accesorios Para Decorar: Los Tapetes

Pin It Ahora!


Los tapetes han desempeñado un protagonismo silencioso en la decoración. Aunque son un complemento importante, es posible que su presencia a veces pase inadvertida por tratarse de un accesorio más, pero su ausencia tiene un gran impacto, pues, en esos casos, suele hacer falta ese 'no se qué', capaz de generar una armoniosa composición.



Estas cubiertas, elaboradas con diversos materiales, son el fondo que enmarca el diseño interior, al tiempo que permiten delimitar algunas áreas y destacar el mobiliario. Su uso en espacios muy amplios le da unidad a todo el conjunto, pues conectan de manera sutil los muebles, las cortinas y todos los elementos que intervienen en la decoración.

Estos elementos, además de dar calidez a un ambiente, amortiguar el ruido y proteger el piso, cada vez toman mayor importancia gracias a la variedad de colores y texturas.

En un derroche de creatividad, diseñadores e industria se la juegan con propuestas nuevas, capaces de marcar el norte de la decoración, pues han dejado atrás los diseños convencionales que alguna vez se caracterizaron por ejercer una función práctica, pero anónima.

Tendencias:

En el mercado internacional vuelven las alfombras planas, de buena densidad y con matices de fibras de diferentes colores.
Sigue la tendencia a usar tapetes con brillo en las fibras, de pelo alto, principalmente fabricados con poliéster y lana.
Los diseños vienen muy sencillos, con poco o mucho contraste de color y variedad en la textura.
El mercado se abre a nuevas propuestas, trayendo a sus filas tonos como el azul, el verde, el fucsia y el gris, entre otros.
Los colores neutros siguen vigentes en la línea de tapetes.

Bien Cuidados:

Claves para mantener los tapetes en buen estado:
No humedezca su base, pues se puede perder el recubrimiento y disminuir su vida útil.
 Limpie las manchas inmediatamente, ya que después es más difícil eliminarlas y los tapetes se percuden.
No use blanqueadores, afectarán los colores de las fibras.
Evite exponerlos directamente al sol durante períodos prolongados; esto también daña sus colores.
 Aspírelos con frecuencia. La acumulación de polvo puede incidir negativamente en la estructura.
Como se trata de textiles, se deben lavar con regularidad, de acuerdo a su uso o tráfico, utilizando productos adecuados para el material o contratando empresas especializadas en la limpieza de tapetes.

La elección adecuada
El tapete es una de las inversiones más grandes que se hacen en la decoración de un espacio, un costo que se ve reflejado en el impacto y la armonía del ambiente. Es importante elegirlos con tiempo, cuando se está planeando el diseño interior. "A la hora de escoger se debe tener en cuenta el uso que se les va a dar. Si es para la sala, se puede optar por un tapete más fino, de seda y lana; si es para una alcoba, es mejor inclinarse por los que tienen colores que invitan a la calma y la relajación, como los de tonos pastel.



Consejos básicos para hacer una elección exitosa:

Para la sala
 Preferiblemente, se debe escoger uno que abarque todos los muebles.
 Si no se puede contar con un tapete de la característica anterior, debe elegirse uno de una dimensión que permita que las patas delanteras del sofá y las sillas o poltronas queden sobre él.
 Evite los que sólo abarcan la mesa de centro. Este estilo ya no se usa en la decoración contemporánea
 Los modelos rectangulares son los más apropiados para esta área, aunque también son válidos los cuadrados y redondos.
 Materiales como la seda o la lana, o una combinación de los dos, se sugieren como los más adecuados para esta zona.


Para las habitaciones
Los tapetes deben ubicarse desde la mitad de la cama hasta donde esta termina.
Se requieren materiales livianos y colores muy apacibles, con el fin de generar un mayor descanso y tranquilidad.
En este caso es importante escoger modelos monocromáticos, o si se prefiere con diseño, elegirlos muy livianos.
Los pies de cama ya no son tan comunes en las habitaciones, pues se corren y resultan poco prácticos.


Para el comedor
El tapete para este espacio debe tener, idealmente, 1,40 m más que el ancho y el largo de la
mesa del comedor. Las sillas deben quedar instaladas cómodamente sobre él.
En esta área se pueden usar diseños y colores más atrevidos, como los rojos y naranjas.
Los diseños deben ser muy bien pensados y acordes con la decoración, sobre todo, en comedores
cuya mesa tiene superficie de vidrio, pues el tapete queda más expuesto.
En este espacio se adaptan muy bien los tapetes conocidos como dhurries, que se caracterizan por ser de algodón, lana o seda, fabricados en tejido plano.