lunes, 23 de julio de 2012

Comedores Con Encanto, Esenciales y con un Toque Chic

Pin It Ahora!

Programa de Inversores Populares eToro

CommerzBank

Comedores Esenciales y con un toque chic, Estos comedores, aptos para el campo o la ciudad, harán las delicias de los más sibaritas.
Esenciales y con un toque chic. Estos comedores, aptos para el campo o la ciudad, harán las delicias de los más sibaritas. Te proponemos estancias ideales para recibir a tus invitados o disfrutar en familia a diario.
Comedores Esenciales y con un toque chic, Estos comedores, aptos para el campo o la ciudad, harán las delicias de los más sibaritas.

CON AIRE SEÑORIAL.
El equipo dmasd Arquitectos son los artífices de una reforma que perseguía aprovechar la luz y separar las zonas de la casa sin compartimentarlas. Un buen ejemplo de ello es el comedor, instalado junto a un amplio ventanal y sin más separación de la cocina que un múrete que no llega hasta el techo. La belleza de esta estancia reside en la combinación de elementos. Por un lado, el suelo de madera recuperada, que aporta calidez frente a la frescura del estucado de la pared. Y por otro, las piezas que la decoran: una lámpara de La Real Fábrica de Cristales de La Granja, las sillas CH24 Wishbone, de Cari Hansen, o el mantel de encaje de Gastón y Daniela... Todo para diseñar una atmósfera señorial que rebosa calma y serenidad.


Comedores Esenciales y con un toque chic, Estos comedores, aptos para el campo o la ciudad, harán las delicias de los más sibaritas.
FUSIÓN DE ESTILOS.
Ambientes clásicos, elegantes y atemporales concebidos por el Estudio Luis Puerta, espacios donde las piezas de época y el arte se convierten en los grandes protagonistas. Esta premisa se aprecia también en el salón, donde encontramos una equilibrada fusión de piezas antiguas, como las butacas o la lámpara, y de diseño contemporáneo. Una combinación triunfal.
ESPÍRITU CLÁSICO.
Abierto al salón, este comedor es un derroche de clasicismo. Una robusta mesa ocupa el centro, marcado cenitalmente por una lámpara de techo, mientras un espejo en arco amplía visualmente la estancia. Las esculturas refuerzan la estética noble y señorial.
Comedores Esenciales y con un toque chic, Estos comedores, aptos para el campo o la ciudad, harán las delicias de los más sibaritas.
UN TOQUE ‘BRITISH’.
Esta vieja masía recupera el esplendor del pasado tras una estudiada rehabilitación llevada a cabo por el arquitecto Josep Bonvehí.
En su interior no podía faltar un comedor de estilo campestre pero con un plus decorativo, que le aporta la nota más personal y elegante: el papel de las paredes y los platos decorativos, la mesa, las butacas... todo en un intento por reproducir la belleza de los cálidos y emblemáticos cottage británicos. Una idea que sin duda otorga a la vivienda, y en especial a esta estancia, una gran riqueza decorativa. Casi todas las piezas de mobiliario proceden de anticuarios o mercadillos.
INSPIRACIÓN NATURAL.
Una casa mallorquína con vocación tradicional que se adapta perfectamente al entorno sin perder personalidad. La decoración busca la creación de espacios acogedores y atmósferas vividas, dejando que la estructura de la casa cobre su protagonismo, gracias a las bovedillas y las vigas del techo, la piedra vista y los estantes de obra. El comedor sigue las mismas pautas, de forma que se convierte en una estancia cálida, elegante y esencial. Aquí los ornamentos dejan paso a la belleza estructural.
REFUGIO CON VISTAS.
Ésta es una construcción de mediados del siglo xix.
Su reforma, realizada por Miguel Ángel Prunés, la convirtió en un cálido hogar. Un techo de madera a diferentes aguas, grandes ventanales e inmejorables vistas son sus mejores cartas de presentación.
En el caso del comedor el espacio se concibe como un ambiente único, mientras que la decoración busca el
máximo confort y la sensación de espacio vivido. Y se logra gracias a la madera, las tapicerías de piel y el suelo de parqué.
A todo ello hay que sumarle la excelente distribución de los cerramientos: puede disfrutarse del paisaje desde cualquier rincón de la casa.
RÚSTICO AL DÍA.
El interiorista Ramón Peñarroya, de Espais Interiors, y el arquitecto Xavier
Medrano transformaron esta finca en una casa cómoda, actual y con mucha personalidad. Buena muestra de ello es el comedor, que se ha instalado en un generoso porche con vistas. Y se ha decorado combinando elementos restaurados -suelo de madera de toneles reciclados y muros de piedra vista- y piezas que aportan una nota contrastada, como la escalera, la mesa o las sillas de metal.
ELEGANCIA URBANA.
Ante el encargo de una vivienda cómoda y luminosa, el Estudio Luis Puerta propone una distribución diáfana de elegantes acabados. Los colores suaves ocupan un lugar destacado y se utilizan para enmarcar las estancias. Es el caso del comedor, con muros y techo de un luminoso blanco, y parqué en un tono oscuro, que aporta ese aire de casa actual con solera.
Dado que el acceso a esta área se hace a través de dos aberturas laterales en un muro, se ha aprovechado la zona de paso de una de ellas para instalar una librería, con trasera entelada en seda, que se integra en la pared. Con ello se obtiene una sensación general de espacio vivido.
LUZ Y CONFORT.
Un proyecto del arquitecto César Leiva y la interiorista Mariate Lario, en el que se
saca el máximo partido a los interiores para convertirlos en un mirador. El comedor, sobrio y elegante, se tiñe de tradición gracias a las depuradas vigas vistas, la cómoda antigua y las lámparas envejecidas. Todo en armonía y bien coordinado: suelos, paredes y techos en blanco; cómoda y entrevigas oscuros; sillas de estética clásica y mesa de metal con sobre de listones.
ACTUAL Y FUNCIONAL.
Una vivienda muy bien distribuida que respira encanto por los cuatro costados. Al tratarse de una planta clásica tipo "tubo” no resultó difícil desgranar las estancias e instalar la zona noble y los dormitorios en las áreas mejor iluminadas, a ambos extremos de la casa. Para que la luz natural llegara a todos los rincones se decidió ubicar la cocina en el acceso de la vivienda, separándola del comedor con una simple librería sin trasera adquirida en Mínim. Esta solución hace que la zona de día quede a la vista, muy accesible y organizada. En el comedor los protagonistas son los muebles, verdaderos clásicos del diseño. Ésta es una estancia funcional y ligera, para vivirla en familia.
PERFECTA ARMONÍA.
Un proyecto de Mar Barroso, de La Albaida Decoración, que logra el equilibrio entre la calidez de los elementos y una decoración fresca y actual. Piedras, beiges y crudos conforman la gama cromática de la vivienda y otorgan paz y tranquilidad a las estancias. Algo patente en el comedor, donde la luminosidad y frescor del blanco quedan equilibrados con la calidez de la madera empleada para la lámpara y las sillas o la alfombra de sisal. Todo un acierto.